El director de arte de clásicos como: Majora’s Mask o Star Fox deja la compañía nipona

Tayaka Imamura,veterano mimebro de Nintendo, ha anunciado a través de su cuenta personal de Twitter que se retira la compañía a sus 54 años.

En su mensaje de despedida no trascienden los motivos de su marcha ni si emprenderá próximamente nuevos proyectos profesionales.

Imamura ingressó en las oficinas de la gran N en 1989, y en su larga trayectoria ha desarrollado todo tipo de labores tanto en apartados artísticos cómo técnicos, así como la supervisión directiva y la producción.

El legado de Tayaka Imamura

La vinculación de Imamura con Nintendo empezó a través de F-Zero, donde diseñó los vehículos y pilotos además del cómic oficial incluido en el manual del título, publicado en 1990 para SNES.

A partir de ahí, se convirtió en un nombre recurrente en las producciones de Nintendo, una vez la compañía dio el salto al 3D con Nintendo 64. En ese momento Imamura se convirtió en el director de arte principal de Star Fox 64 y F-Zero X.

Boceto original de Star Fox, por Tayaka Imamura. Fuente Meristaton

Su nombre pasará a la historia también por asumir la dirección artística de The Legend of Zelda: Majora’s Mask (2000), cuya atmosfera se distancia de sus antecesores, siendo mucho más oscura, y también una de las más recordadas de la saga. En concreto, Imamura diseñó a Tingle, la Luna y la Máscara de Majora.

Con la llegada de Game Cube, Nintendo externalizó las labores artísticas de Star Fox y F-Zero, así que él pasó a ser productor y supervisor de ambas propiedades intelectuales.

Recientemente, Takaya Imaura ha servido como director de la saga Steel Diver y Tank Troopers. Y también ha participado como supervisor original en Super Smash Bros Ultimate, para Nintendo Switch.

A por la Cara B

Majora’s Mask, aunque no es estrictamente un videojuego de puzles, estos son una parte importantísima de sus mecánicas. Si te mola el tema, gira el disco y descubre nuestra cara B dedicada al género de los rompecabezas.