870 trabajadores de Blizzard han comenzado a reunir pruebas para luchar contra las irregularidades salariales que llevan experimentando los últimos años.

El sector de los videojuegos carece de organización sindical, tanto en Estados Unidos cómo en nuestro país. Es por esto que cuándo los trabajadores/as de una compañía quieren denunciar malas praxis dentro de su empresa deben recurrir a la organización particular, y esto es lo que está sucediendo en Blizzard.

A principios de mes se publicó una lista anónima, creada y distribuida por los propios empleados en la que se reflejaba que mientras los ingenieros de la empresa cobran salarios anuales de 100.000 dólares, otros empleados apenas superan el salario mínimo interprofesional.

Esta lista puede consultarse de forma abierta y a partir de ella se ha generado un movimiento de intercambio en las redes sociales entre antiguos y actuales empleados/as de Blizzard, que no solo han confirmado esta disparidad salarial dentro de la propia empresa, sino que han dejado claro que la compañía paga en general bastante menos que sus competidores directos con la excusa del prestigio que supone trabajar para ellos.

Además la indignación de los trabajadores se ve acentuada teniendo en cuenta que su CEO, Bobby Kotick, se encuentra entre los directivos mejor pagados de Estados Unidos, según detalló en su momento GameIndustry, con un salario que en el año 2018 se acercaba a los 40 millones de dólares, una cifra que superó al año siguiente.

Las peticiones: mejores salarios, más vacaciones y transparéncia en las decisiones de la compañía

La constatación de esta desigualdad ha generado que un grupo de más de unos 870 trabajadores hayan configurado una lista de peticiones a través de un canal de Slack. Una acción, que tal y como se explica en Bloomberg, supone un raro ejemplo de organización laboral dentro de una industria del videojuego que carece de movimientos de este tipo. Y aunque en ningún momento nace cómo organización sindical, en este momento representa el ejemplo más importante de unión laboral en la industria.

Entre las peticiones de los trabajadores/as está la transparencia en los requisitos para obtener un ascenso, un aumento del tiempo de vacaciones y un incremento importante en los salarios de los empleados/as de los departamentos de QA y atención al cliente.

Blizzard y Activision se fusionaron en el año 2008 con muy buenos resultados económicos

Por el momento Blizzard sólo ha comentado que son conscientes que “algunos empleados de la compañía tienen peticiones específicas” y que esperan escuchar sus perspectivas para “adaptar sus compensaciones y mantener la fuerza de trabajo que la compañía necesita ahora y en el futuro”.

Hace unos días la misma compañía, que ahora forma parte de Activision, publicó el informe financiero correspondiente a los meses entre abril y junio, en el que se podía observar que la compañía ha cerrado el trimestre con un aumento sin precedentes del 82% en las ganancias respecto al anterior trimestre y un 20% respecto al mismo periodo del año anterior.

Introduce el Disco B para seguir como se organiza la industria a nivel laboral en un Cara B en la que en concreto hablamos del Crunch.