Spencer Neumann empezó a trabajar por Netflix tras 18 meses de contrato con Activision. Ahora el gigante de los videojuegos acusa a la plataforma audiovisual de inducir a Neumann a incumplir su compromiso contractual.

De vez en cuando nos gusta destacar noticias relacionadas con las guerras entre corporaciones. Y esta semana justo toca hacerlo porque el gigante Activision Blizzard ha demandado a Netflix por, supuestamente, robarle su CFO (chief financial officer), Spencer Neumann.

Según cuenta Hollywood Reporter todo se remonta a finales de 2018, cuando parece ser que Netflix indujo a Neumann a incumplir su contrato de trabajo mientras aún estaba en Activision. Y no solo eso, sino que se encontraba participando activamente en unas negociaciones para un trato comercial entre las dos compañías, parece ser que relacionado con el título Diablo.

Antes de pasar por Activision Spencer Neumann trabajó en The Walt Disney Company, donde también llegó a ser director financiero.

A principios de 2019 los medios se hicieron eco del despido de Neuman por parte de Activision, cuando llevaba 18 meses en la empresa. Poco después se oficializó su incorporación en Netflix para sustituir al antiguo director financiero David Wells. En ese momento ninguna de las dos partes implicadas explicó las razones del movimiento.

Parece ser, tal y como se describe en la demanda, que, durante esas negociaciones entre compañías, Netflix habría intentado convencer a Neumann de dejar su puesto para fichar por el gigante audiovisual. El contrato del CFO le ligaba a Activison hasta el 30 de abril de 2020, y parece que Netflix tenía constancia de ello. Pero no solo le dio igual esa fecha para empezar a negociar con Neuman, sino que además “ofreció pagar los costes legales del CFO si era demandado por su marcha”.

Activision también alega que el director ejecutivo de Netflix, Reed Hastings, estuvo “personalmente involucrado” en el reclutamiento y la contratación de Neumann, lo que demuestra que “la conducta ilícita y poco ética de Netflix es intencionada y dirigida ‘desde arriba'”.

“Netflix ha demostrado un patrón por preocuparse solo por atraer y contratar a quien sea que atraiga a Netflix, sin importar si viola la ley en el proceso. La ilegal conducta de Netflix no es algo sorprendente o nuevo – es solo el reflejo del poco respeto de Netflix por la ley del Estado de California.”

Activision Blizzard

Ahora los abogados de Activison argumentan que Netflix ha violado la ley estatal de California con sus acciones, y por eso lanzan una demanda por interferencia intencional con el contrato, competencia desleal y complicidad en el incumplimiento del deber fiduciario. Y además buscan daños compensatorios y punitivos y una orden judicial permanente que prohíba a Netflix solicitar a sus empleados que están bajo contrato.

Netflix por su parte aún no ha respondido a la denuncia, pero su posición en el tribunal es que este tipo de contratos ejecutivos no se pueden hacer cumplir según la ley de California.

La compañía audiovisual arrastra otras demandas similares de grandes corporaciones como Fox y Viacom. De hecho tal y como cuenta el Hollywood Reporter, la semana que viene hay una audiencia sobre una moción de juicio sumario en la disputa de Netflix con Viacom por la supuests “caza ilegal” de empleados por parte de Netflix.